La cámara agraria del municipio de Sant Joan está ubicada en la calle Belisari. | S. Cases

11

Después de diez años del inicio de la disolución de las cámaras agrarias la Conselleria de Agricultura ha vuelto a poner en marcha el proceso de liquidación de las diferentes cámaras agrarias locales distribuidas en Mallorca y Menorca.

Desde la Conselleria señalan que se trata del proceso de liquidación que «no se continuó durante la anterior legislatura y que ahora se ha iniciado de nuevo». «A partir de la liquidación de las cámaras agrarias también se tiene que liquidar su patrimonio inmobiliario». Ahora, después de su liquidación se abre un período de alegaciones tras el que la Conselleria dirigida por Biel Company valorará que se hace con estos inmuebles. Las opciones que baraja el Govern pasan por el traspaso a otros organismos de la Conselleria, del Govern o a otras administraciones e, incluso, su puesta en venta.

Nueve municipios

Según detalla el BOIB esta misma semana el total de activos inmobiliarios con los que cuenta el Govern asciende hasta los tres millones de euros, contando entre ellos una partida de 89.000 euros de activos financieros en acciones de Iberdrola. Los diferentes edificios pertenecientes a las antiguas cámaras agrarias están ubicados en Palma, Consell, Felanitx, Llucmajor, Montuïri, Sant Joan, Sencelles, Vilafranca y Ferreries. Hay que recordar que durante estos años ya se han cedido algunos edificios a diferentes entidades o corporaciones municipales, mientras que otros han permanecido cerrados. En 2006 el Ajuntament de Vilafranca ya reclamó a la Conselleria que no sacase a subasta el edificio del municipio como se había acordado en un decreto del Govern. Posteriormente, en 2007, la entonces consellera de Agricultura, Margalida Moner, paralizó la subasta e inició la valoración que ahora se ha publicado en el BOIB. A la vez, en abril de 2009 el entonces presidente de ASAJA y ahora conseller de Agricultura, Biel Company, reclamaba a la Conselleria dirigida por Mercè Amer que se diera un uso público para ser utilizados por los técnicos de la Conselleria para prestar servicio semanalmente a los payeses de cada municipio.