Las imágenes aportadas por un viajero al Ajuntament muestran muchos pasajeros de pie.

La gerencia del Consorci Transports Mallorca ha salido al paso de un escrito presentado ante el Ajuntament de Sóller por un ciudadano alertando al alcalde del «peligro» que supone viajar en la línea de autobús entre el Port de Sóller y Palma por el túnel (línea 211) debido a una sobreocupación y a gran cantidad de pasajeros «viajando de pie». El escrito iba acompañado de fotografías de un servicio en el que se habían contabilizado «hasta 28 personas viajando de pie y un total de 83», cuando la máxima capacidad de este vehículo era de «55 personas sentadas y 15 de pie».

Estos datos fueron ayer rechazados por el gerente de Transports de les Illes Balears en Mallorca, Rafel Oliver, así como por fuentes de la empresa concesionaria, Bus Nord Balear.

Según Oliver «si bien es verdad que hasta el mes de junio había algunas irregularidades y quedaban pasajeros en tierra, actualmente el concesionario ha incorporado tres vehículos nuevos con capacidad para 118 personas, 59 de las cuales pueden viajar de pie, ya que el autobús está homologado para esta ocupación». En el mismo sentido se manifestaron fuentes de la empresa afirmando además que «para más comodidad el tope lo hemos puesto en 90 pasajeros».

Tanto desde el TIB como desde Bus Nord se ha asegurado que el autobús denunciado, el número 76, «permite esta capacidad».