La marcha transcurrió por la carretera entre Biniali y Sencelles. | J.S.

6

El pequeño núcleo de Biniali fue el lugar escogido para iniciar un año más la ‘Marxa Jove pel Territori’. Y es que allí a escasos metros, en los terrenos de Son Saletes se tiene la intención de poder construir un campo de golf. Es por ello que manifestaron que todo continúa igual «hoteles para un modelo turístico obsoleto, campos de golf substituyendo a campos de cultivo, grandes complejos de ocio o carreteras a pie de playa evidencian el secuestro de esta tierra».

Fueron alrededor de 250 los jóvenes que decidieron participar de la marcha entre Biniali y Sencelles, pasando así junto a las tierras en las que se quiere construir el campo de golf.

Una vez llegados a Sencelles fue el momento de la lectura del manifiesto en el que recordaron que «celebramos victorias, las que hemos ganado y las que nos quedan, así como una que ha marcado un antes y un después: la demolición de los 68 apartamentos encima de la playa de es Trenc en ses Covetes». También se denunciaron los recortes en el Ibanat.

La fiesta reivindicativa finalizó con música y una cena para todos los que se acercaron hasta Sencelles para defender una Mallorca con «futuro, trabajo y tierra».