5

La Conselleria d'Economia i Competitivitat ha presentado este martes una alternativa a la línea eléctrica Manacor-Artà de 22,5 kilómetros por una de 2,5 kilómetros gracias al aprovechamiento de las instalaciones ya existentes.

El conseller Joaquín García y el director d'Indústria i Energia, Jaume Ochogavía, han explicado esta nueva propuesta, acompañados por los alcaldes afectados, y han hecho hincapié en que el Govern «luchará» para que esta alternativa tenga el mínimo impacto medioambiental posible.

En este sentido, después de que algunos alcaldes hayan reivindicado el soterramiento de estos 2,5 kilómetros, García ha reiterado que el Ejecutivo balear buscará que la propuesta tenga el menor impacto posible y, así, ha asegurado que «el Govern va a luchar para conseguir este soterramiento», si bien los recursos para llevar a cabo esta acción «no los pone el Govern», sino Red Eléctrica.

DOBLE CIRCUITO CON AISLAMIENTO DE 220KV DE 2,5 KILÓMETROS

Según han explicado, al trazado actual únicamente es necesario sumarle un doble circuito con aislamiento de 220kv de 2,5 kilómetros en las proximidades de Artà y sin entrar en zonas protegidas. No obstante, afecta a dos edificaciones existentes en las cercanías.

La propuesta, que ha sido dada a conocer a los alcaldes de Manacor, Artà, Son Servera y Sant Llorenç, sustituye al proyecto aprobado durante la pasada legislatura y será trasladada próximamente a la empresa Red Eléctrica.

El conseller ha explicado que este nuevo tramo de 2,5 kilómetros era necesario para enlazar con la subestación de Artà «porque necesita una mejora». En este sentido, el director general de Energía ha detallado que ésta necesita un aumento de su capacidad para atender los suministros de la zona norte de la isla con garantías, así como garantizarlo en Menorca a través del futuro enlace.

Ochogavía ha indicado que, de entrada, no será necesario suministrar 220kv a la subestación de Artà, puesto que puede cubrir la demanda con 132kv. Así, la primera actuación será una derivación que parta del enlace Mallorca-Menorca y llegue a Artà, que actualmente recibe energía directamente desde Manacor y Cala Millor, a 66 kv ambas.

De esta manera, se podrá trabajar en la segunda y tercera fase, que consisten en aumentar la potencia entre Es Bessons y Manacor, y en Manacor-ArtÃñ. A estas dos líneas, de 66 kv, entre Es Bessos y Manacor se le sumarán otras dos nuevas, de 132 kv, y, posteriormente, se pasarán las dos líneas de Manacor a ArtÃñ, de 66 a 132 kv.

SE DEJA PREVISTA LA POSIBILIDAD DE AUMENTAR CAPACIDAD

Según ha dicho, en el hipotético caso de que la demanda eléctrica aumentase en el futuro, se deja prevista la posibilidad de reconvertir la línea Es Bessons-Artà en una de 220 kv.

El Govern, que ha considerado que esta nueva propuesta «va a beneficiar a todas las partes», ha indicado que el coste de esta alternativa podría ser inferior a la de la anterior, «siempre que no se haga el cambio a 220kv», que prevén que no es necesario actualmente.

Por su parte, el primer teniente de Artà, Bartomeu Gili, y la regidora de Urbanismo, Recursos Humanos y Comunicación de Son Servera, Natalia Troya, han remarcado la necesidad de que se minimice al máximo el impacto medioambiental y visual del proyecto y, por ello, han reclamado el soterramiento de esos 2,5 kilómetros.

Mientras, los alcaldes de Manacor y Sant Llorenç, Antoni Pastor y Mateu Puigrós, han mostrado su satisfacción por esta sustitución del trazado, si bien todavía «queda por ver el proyecto de ejecución en el que se verán los detalles», ha manifestado el segundo. Además, Pastor ha agradecido al Ejecutivo balear su «predisposición por escuchar y buscar alternativas».