7

El departamento de Carreteres del Consell de Mallorca pone hoy en servicio el nuevo enlace de la autopista de Inca con el camino de sa Cabana, lo que permitirá el acceso directo de vehículos a la vía rápida desde las urbanizaciones de Marratxí y viceversa.

Pese a que la obra no está todavía acabada –faltan pequeños trabajos de jardinería y el remate de algunos acabados– la calzada sí que ya está lista para entrar en funcionamiento.

Esta nueva infraestructura viaria registrará un tránsito diario de 8.000 vehículos y, además de beneficiar a los residentes de Marratxí, contribuirá a descongestionar el acceso a Palma y al polígono de Son Castelló.

Accesos

Hasta ahora, las urbanizaciones de las barriadas de sa Cabana solo podían acceder a la vía rápida desde la carretera de Bunyola por el norte, a través de la entrada al polígono de Son Castelló, habitualmente congestionada; o desde el Pont d’Inca, a través de vías urbanas. De esta manera, con este nuevo enlace, se da solución a esta problemática mejorando la accesibilidad de vehículos y beneficiando directamente a unos 20.000 vecinos.

Las obras se iniciaron en marzo de 2012 y han contado con un presupuesto de 2,8 millones de euros.