14

Los padres y madres de los colegios públicos de Santa Maria y Santa Eugènia exigen por escrito la promesa de que la Conselleria d’Educació dotará de profesores y de equipo directivo el Instituto de Educación Secundaria (IES) Santa Maria. Así lo informó ayer el portavoz de las Apimas de los tres centros educativos, Bernat Calafat, después de la reunión que mantuvieron con dos técnicos de la conselleria durante la concentración que realizaron un grupo de padres ante la institución del Govern balear.

La concentración de ayer a las puertas de la Conselleria d’Educació fue la primera de las actuaciones reivindicativas previstas por los padres para pedir la dotación de profesores para el centro educativa. «Si el conseller d’Educació, Rafel Bosch, o el director general, Guillem Estarellas, no nos dan una respuesta firme y ponen solución a la problemático del instituto de Santa Maria, nos volveremos a concentrar el próximo 22 de marzo ante las puertas del Consolat», aseguró Calafat.

Instalaciones

Actualmente, los institutos de Santa Maria y Sant Marçal comparten las instalaciones educativas del antiguo colegio de sa Graduada Vella que cedió el Ajuntament de Santa Maria de manera provisional. Aunque a día de hoy no existen problemas de espacio en el centro educativo, Bernat Calafat avanzó que para el próximo curso la conselleria se encontrará con una falta de aulas para albergar a los 14 grupos previstos «porque el Ajuntament de Santa Maria ya ha avisado de que si no se dota el IES Santa Maria de profesorado no permitirá la instalación de aulas prefabricadas en el municipio».

Actualmente, el IES Sant Marçal cuenta con un equipo docente de 24 profesores y un equipo directivo. Bernat Calafat aseguró ayer que «sólo pedimos que se nos dé el mismo trato que tienen el resto de institutos por lo que reclamamos a 14 docentes para el IES Santa Maria y 10 para el IES Sant Marçal ya que en el instituto de Santa Maria hay más alumnos que en el de Marratxí. Por lo que se refiere al equipo directivo estaríamos dispuesto a compartirlo entre los dos centros mientras comparten el mismo espacio, aunque no vemos que tener dos equipos directivos suponga ningún problema para el funcionamiento de los institutos», concluyó Calafat.