Previous Next
2

La presentación de la Festa des Vermar, que comienza hoy y que durará hasta el día 30, es un acto especial y siempre cuenta con el apoyo de los binissalemers . Ayer no fue una excepción y la XLVIII edición se dio a conocer en un acto que tuvo lugar en las bodegas José L. Ferrer, un lugar simbólico para la D.O. Binissalem por ser su fundador una personalidad que apostó por el vino a pesar de la filoxera que había asolado la zona en los años treinta.

Los Vermadors no faltaron a la cita y según palabras del alcalde Jeroni Salom «son la cara de nuestro pueblo y los embajadores de nuestra fiesta». En cuanto a los actos el alcalde apostó por «no variar la estructura de la fiesta y conseguir que sean unas celebraciones más solidarias en la época que estamos viviendo».

La secretaria de la D.O. Binissalem, Margalida Amat, explicó que «se espera una cosecha de calidad, con buena maduración y graduación». El año 2011 dejó buenos datos de exportaciones que crecieron un 12 por ciento en relación a 2010. Amat tuvo un recuerdo especial para el bodeguero Sebastià Pastor, fallecido recientemente.

Entre las propuestas más destacadas de las fiestas figuran el Sopar a la Fresca de la noche del 28 así como el desfile de carrozas al día siguiente. Los actos más solemnes se celebrarán el domingo 30.