Vista general de la playa de en Repic, donde se pretende celebrar el sarao. | Gabriel Alomar

2

El Ajuntament de Sóller «ni ha autorizado ni autorizará» una macrofiesta de blanco al más puro estilo ibicenco ('beach party') en la playa de en Repic convocada por unos particulares y a la que ya se han invitado a unas 4.000 personas vía Facebook, habiendo confirmado su asistencia cerca de 400.

La alarma saltó entre bares, restaurantes y concesionarios de playas del Port cuando se constató que los organizadores pretendían celebrar esta concentración, inicialmente prevista para la noche de San Juan, aunque después se cambió al 16 de junio.

En Facebook y en Youtube se habla de dj, orquestas, bebidas, autocares fletados para acudir desde Palma, etc.

La concejala de Turismo, Catalina Pomar, ha asegurado que no se dará permiso y otras fuentes municipales han recordado que «este tipo de actividades se regulan desde el Consell y deben ir ligadas a un plan de seguridad, aparcamiento, seguros, etc». Hasta el momento en el Ajuntament «no consta» ninguna petición a nivel oficial. Aún así, los organizadores afirman en Facebook que el evento cuenta «con el apoyo del Consistorio». Este extremo fue negado de forma contundente por la concejala, que aseguró que «si se ha dado permiso ha sido verbalmente y por tanto no es válido. No autorizaremos esta concentración, ya hemos negado otras al considerar que estos espacios públicos están en régimen de concesión y podría haber descontrol y molestias al resto de usuarios o negocios».