Imagen de archivo que muestra excavadoras actuando en la zona en los sectores 7 y 8 de Canyamel. | GOB

5

El Gob ha informado de que el Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Capdepera han confirmado por escrito a la entidad ecologista que la promotora que quiere construir un hotel en Canyamel puede haber cometido varios delitos en el mismo terreno, de lo que han informado a la Fiscalía de Medio Ambiente.

La organización ecologista ha recordado en un comunicado que en diciembre de 2011 denunció el inicio de obras ilegales dentro de la zona protegida que podrían ser delictivas, algo que ha sido confirmado por las dos administraciones ante las que formuló la denuncia, el Ayuntamiento de Capdepera y la Agencia de Disciplina Urbanística (ADU) del Consell de Mallorca.

Según el Gob, ambas administraciones han confirmado el traslado de los hechos y la documentación relativa a ellos al Ministerio Fiscal, por apreciar actuaciones que pueden ser delictivas.

En concreto, el consistorio ha apreciado la existencia de posibles delitos ambientales y contra la ordenación del territorio y la ADU ha señalado que podrían «existir actuaciones penales sobre los mismos hechos».

Noticias relacionadas

Las obras denunciadas se llevaron a cabo dentro de una zona protegida de Canyamel (la parcela 55 del sector 7) y las inició en mayo de 2007 la promotora «Cap Vermell» sin licencia ni autorización, señala la nota del GOB, que recuerda que la Conselleria de Medio Ambiente las paralizó en agosto de 2007 y abrió un expediente, al igual que el Ayuntamiento.

El Gob ha destacado la importancia de este hecho porque son los mismos terrenos donde la misma promotora impulsa ahora un complejo turístico que ha sido declarado recientemente de interés autonómico por parte del Govern.

De aquel primer expediente derivó una multa pero el expediente caducó en agosto de 2009, sin que se adoptara ninguna medida y perdonando a la promotora la sanción.

El Gob culpa a la promotora de haber «destrozado ilegalmente cerca de 17.000 metros cuadrados de una zona natural de alto valor ecológico y paisajístico catalogada como ANEI (Área Natural de Especial Interés)».
«A nuestro entender se trata de una de las infracciones más graves de la última década dentro de un espacio protegido», señala el Gob.

La organización ecologista rechaza también el nuevo proyecto considerado de interés autonómico porque «podría ocupar más 30 hectáreas, una extensión equivalente a pueblos como Ariany» en un paisaje de gran belleza.