Imagen de los jardines de la finca Raixa, en Bunyola. | Redacción Brisas

24

El Consell alquilará los jardines y dependencias de Raixa para bodas, fiestas privadas y eventos bajo pago de entre 300 y 2.000 euros, según qué zona de la finca se quiera utilizar. La institución cobrará además por visitar la possessió, con precios que oscilan entre los 7 euros de tarifa para adultos a entrada gratuita para colectivos como jubilados, parados, menores de cinco años, discapacitados y personal docente que acompañe a grupos de alumnos.

El conseller de Presidència del Consell, Jaume Joan, explicó que la institución aprobara en el pleno de hoy las tarifas de entrada a la finca y un reglamento de usos que permitirá el alquiler, siempre que las actividades sean compatibles con el mantenimiento de los espacios patrimoniales y los jardines.

Los responsables de la institución insular calculan que unas 50.000 personas visitarán anualmente Raixa, lo que reportará unos ingresos de unos 350.000 euros al año. Para cubrir el coste de mantenimiento de las instalaciones, que ronda los 410.000 euros al año, el Consell confía en los ingresos adicionales por la vía de los alquileres. Si se recauda más dinero y por lo tanto se obtiene superávit, la cantidad extra se reinvertirá en las instalaciones.

Noticias relacionadas

El Consell estudió la posibilidad de cobrar más dinero por el alquiler de las instalaciones en función del tipo de fiesta programada, pero al final no se ha podido establecer un baremo definitivo ya que respondía a criterios subjetivos, según explicó el conseller de Presidència.

La institución tiene previsto abrir la finca a finales de verano e incluso se plantea la posibilidad de que la inauguración coincida con la Diada de Mallorca.

En estos momentos se ultima la instalación de dos zonas museísticas. La primera de ellas está dedicada a la época mallorquina en la que vivió el cardenal Despuig y la segunda estará dedicada a la Serra de Tramuntana.

Por otra parte, el Consell someterá hoy a votación un reglamento que, que regulará los usos de la barca «La Balear», que también podrá alquilarse y se priorizarán los fines educativos.