El Ajuntament de Santa Margalida organiza visitas guiadas para conocer los restos arqueológicos de la finca de Son Real. | Elena Ballestero

8

La finca de Son Real es según los expertos la finca pública con mayor densidad de restos arqueológicos y patrimoniales de la Isla. Adquirida por el Govern balear en 2002 está situada en el término municipal de Santa Margalida entre los núcleos de Can Picafort y Son Serra de Marina.
El Ajuntament de Santa Margalida, cansado de esperar que el Govern aproveche el potencial turístico de la propiedad (desde el inicio de legislatura el Govern ha recortado servicios como el préstamo de bicicletas y ha cerrado el centro de interpretación) ha decidido tomar el toro por los cuernos y financiar con fondos municipales visitas guiadas a este enclave, único en el Mediterráneo por la belleza e importancia de sus restos arqueológicos, especialmente por su necrópolis talayótica.
Ayer se realizó la primera de las visitas guiadas que se repetirán cada miércoles entre junio y octubre y que tienen un precio de 2 euros por persona. Las reservas se realizan a través de la oficina municipal de Turismo.