Diferentes alcaldes se reunieron ayer con el conseller de Cooperació Local, Bernardí Coll.

0

La comisión sectorial de alcaldes creada para tratar el Pla d'Obres i Serveis (POS) del Consell de Mallorca se reunió ayer en la sede de la Federació d'Entitats Locals de les Illes Balears (Felib) para estudiar la modificación del reglamento que regula la aportación económica de la institución insular a los ayuntamientos mediante las obras a subvencionar.

El objetivo es reducir la aportación a las administraciones locales para adaptarla a la situación económica actual de crisis. La comisión buscará fórmulas para llegar a un acuerdo y estudiar también el tipo de obra que se ejecutará en el Pla d'Obres i Serveis.

«El Consell escuchará todas las reivindicaciones de los ayuntamientos para hacer la modificación del reglamento», indicó el conseller de Cooperació Local, Bernardí Coll, que presidió la reunión de la comisión.

Acuerdo

La última asamblea de alcaldes, celebrada en noviembre de 2011, acordó crear esta comisión sectorial que tiene previstas más reuniones hasta llegar a un acuerdo satisfactorio entre las partes implicadas. Además del conseller Coll, en la comisión participaron Carlos Simarro, alcalde de Sóller; Jeroni Salom, alcalde de Binissalem; Bartomeu Jover, alcalde de Estellencs; Maria Obrador, regidora de Campos; Nicolau Canyelles, regidor de Santa María; Joan Ribot , alcalde de Ariany; Bartomeu Lladonet, alcalde de ses Salines, así como Joan Albertí, presidente de la Felib; Martí Torres, director insular de Cooperació Local y Suport Municipal, y Catalina Terrassa, secretaría técnica del mismo departamento.

De todos modos se prevén más encuentros ya que todavía hay que consensuar las actuaciones que los ayuntamientos prefieren que sean subvencionadas. Algunas voces se decantan por recibir ayudas en materia de mantenimiento de infraestructuras.