Sencelles ha celebrado la diada de la Beata sor Francinaina Cirer por todo lo alto. | Joan Socies

1

El 27 de febrero es un día señalado en Sencelles, todo el pueblo se rinde en honores a la Beata, a la tia Xiroia como es conocida en el pueblo sor Francinaina Cirer.

Ayer durante la mañana centenares de sencellers celebraron la ya tradicional ofrenda floral a los pies del monumento de la Beata, ubicado ante la parroquial de Sencelles, pequeños y grandes vestidos con trajes tradicionales participaron de la fiesta. Antes de la ofrenda organizada por la Associació la tia Xiroia, fue Jerònia Florit la encargada de invitar a la fiesta y a la reflexión en homenaje a sor Francinaina. Después de la ofrenda los niños y niñas de catequesis escenificaron divertidas y graciosas escenas de la vida de la Beata en el interior de la iglesia.

Así mismo el domingo por la noche, Jordi Llabrés Sans fue el encargado de presentar el libro La Beata Francinaina. El sentiment de tot un poble. Una recopilación de los acontecimientos más importantes de la vida de la Beata después de su muerte.