Previous Next
7

Un informe técnico encargado por el Ajuntament de Sóller ha confirmado lo que ya se temía: 10 de los 14 grandes árboles, la mayoría de ellos centenarios, situados en la plaza Constitució y que confieren una gran personalidad a este espacio urbano «no tienen salvación» y deberán ser arrancados de raíz para evitar el peligro de caída. El concejal de Medio Ambiente, Joan Ruiz (PP), admitió ayer que aunque todavía quieren estudiar la posibilidad de dejar solamente los troncos que brotan en su parte inferior, «lo que se aconseja es una eliminación total de los ejemplares y su sustitución por otros ya maduros, una operación que seguramente tendrá un coste difícil de asumir pero que se debe afrontar».

Ruiz afirma que los técnicos han sido taxativos sobre el origen de la problemática: «La decoración navideña utilizada hace unos años por el Ajuntament literalmente 'degolló' los vasos conductores de savia». Aún así Ruiz cree que «tres o cuatro» ejemplares se pueden salvar, según el mismo informe.

Los trabajos de poda iniciados esta semana no han hecho más que confirmar el mal estado de los arboles. Un pequeño tirón a uno de los más pequeños hizo que se partiera en dos trozos al estar en gran parte podrido por la acción de hongos. «La ramas superiores presentan buen aspecto pero es madera seca», afirman los podadores y varios ejemplares ya se consideran técnicamente muertos. «Lo primero es evitar el peligro», asegura Ruiz, a la espera de que le llegue el presupuesto de sustitución de los árboles. Los trabajos implicarían deshacer parte del pavimento de piedra para sacar los restos enterrados.

Ayer, este hecho que amenaza cambiar la fisonomía de la plaza era comentario entre los vecinos y no eran pocos los que aseguraban que «ya advirtieron» al Ajuntament de los efectos negativos de la polémica iluminación que se colocó hace unos años en los troncos.