La zona del muelle de Porto Cristo ya no cuenta con vistas al puente elevado. | ultimahora.es

Los servicios jurídicos del Ajuntament de Manacor están estudiando la posibilidad de paralizar las indemnizaciones previstas a los vecinos afectados, en su momento, por el puente elevado del Riuet en Porto Cristo que provocó la devaluación del precio de sus viviendas.

Al no existir ya la infraestructura, el Consistorio baraja la apertura de un nuevo proceso judicial para exigir a los vecinos el retorno de las cantidades ya abonadas.

Así lo anunció el alcalde Antoni Pastor (PP) en el último pleno de enero, avisando de un nuevo procedimiento «para recuperar los pagos realizados ya que entendemos que los vecinos ahora no tendrían derecho a indemnizaciones».

Algunos de los afectados ya tienen ingresado en sus cuentas el dinero proveniente de la primera sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB), alrededor de 200.0000 euros, por la devaluación del valor de sus pisos.

De esta manera, los técnicos municipales decidirán en breve si es defendible que una vez restablecido el paisaje anterior a la construcción de la infraestructura, existe derecho a indemnización.

Liquidez

La situación económica que vive el Ajuntament de Manacor agradecería el retorno y la exoneración de pagar las cantidades exigidas por sentencia. Una posible victoria ayudaría a la liquidez de las arcas municipales que se encuentran mermadas por la deuda que mantienen el Govern y el Consell con la administración municipal.

De ello se deduce que el pacto PP-AIPC apurará hasta la última posibilidad para evitar tener que afrontar nuevos pagos relacionados con la polémica infraestructura que, a día de hoy, ya sólo es viva en fotografía.