0

El grupo ecologista GOB ha denunciado un acuerdo del Ayuntamiento de Capdepera que permite el crecimiento de la urbanización en la zona de Canyamel, en concreto en un sector de unas 15 hectáreas que aún dispone de cerca del 50 % de suelo vacante.

En un comunicado, la asociación no entiende «cómo en un municipio tan castigado por el urbanismo desmesurado, sobre todo en su zona costera, continúan tomando decisiones que, al fin y al cabo, suponen recalificar más suelo urbano, ahora en el sector 8 de Canyamel».

El GOB lamenta asimismo que el Ayuntamiento no haya querido buscar una fórmula para rebajar la edificación en este lugar.

La asociación recuerda que el sector 8 está situado en una zona litoral, boscosa y con pendiente, y promover su edificación «incrementará notablemente el impacto paisajístico en toda la zona de Canyamel».