6

El alcalde Antoni Pastor reorganizará a su equipo de gobierno ante la inminente toma de posesión del portavoz y regidor de Urbanismo, Llorenç Bosch, como senador en la Cámara Alta.

A mediados de diciembre, la junta local de PP de Manacor deberá decidir si el futuro político de Bosch pasa por el abandono o no de sus funciones en el Ajuntament. Por activa y por pasiva, las direcciones populares del Estado y de Balears se han opuesto últimamente a la duplicidad de cargos. Una medida que afectaría directamente al edil manacorí que podría verse obligado a abandonar la gestión municipal y su acta de concejal.

Aunque Pastor ponga en manos del PP de Manacor el devenir del ya senador electo, el alcalde ha anunciado una reestructuración de su equipo de gobierno tanto si Bosch renuncia a su acta de regidor como si opta por su permanencia. Esta última opción supondría el abandono de la delegación de Urbanismo, dado que se trata de un departamento con gran volumen de trabajo y dedicación, para asumir una cartera de menor rango que permitiera compaginarla con las labores de senador varios días a la semana en Madrid.

Experiencia

De esta manera, el alcalde está rediseñando todo el organigrama de las diferentes áreas del Ajuntament de Manacor.

Según ha podido saber este periódico, el departamento de Urbanismo podría ser asumido por alguno de los regidores que cuentan con más experiencia pero finalmente podría recaer en Catalina Riera, actual coordinadora y delegada de Educación, afianzándose así como la auténtica mano derecha de Pastor, o en Antoni Sureda, responsable de Interior, Mantenimiento y Agricultura.

Así, los ediles que se estrenan en este mandato podrían sufrir cambios en sus responsabilidades después de analizarse su primeros seis meses al frente de sus delegaciones.

Lo cierto es que Pastor quiere aprovechar esta situación para reforzar y mejorar la gestión de todas las delegaciones.