El nuevo departamento mejorará la recaudación. | Martina Poquet

11

El Ajuntament de Inca tiene previsto crear un departamento de inspección fiscal que tendrá como objetivo terminar con el fraude fiscal y mejorar la recaudación de los impuestos municipales.

El regidor de Hacienda del Ajuntament, Antonio Aguilar (PP), avanzó ayer que «en los primeros estudios se ha estimado que la recaudación de diferentes impuestos municipales como son el de ocupación de la vía pública o el impuesto de actividades económicas (IAE), entre otros, puede llegar a los 500.000 euros, aunque aún se deben concretar las cifras».

El equipo de gobierno tiene previsto sacar a concurso la adjudicación del nuevo sistema de inspección de impuestos que dependerá de una empresa privada.

La nueva empresa deberá incentivar la vigilancia y «poner fin al fraude fiscal de la ciudad», según palabras de Aguilar.

Este sistema ya está en funcionamiento en el Ajuntament de Palma y ha dado buenos resultados. «Hemos mantenido conversaciones con los responsables del área del Ajuntament de Palma y nos informaron del buen funcionamiento del sistema. Ahora en Ciutat quieren reforzar el departamento, pero en Inca lo creamos de cero. No existía ningún área de control del fraude fiscal hasta ahora».

Impagados

Por otra parte, el Ajuntament de la ciudad de Inca también inició a principios de esta legislatura los trámites por vía ejecutiva para cobrar los poco más de 3 millones de euros de impuestos y tasas impagadas por parte de vecinos de la ciudad en los últimos años.

El Consistorio quiere poner fin así a la deuda por parte de los vecinos y mejorar la situación económica municipal.