Imagen de las instalaciones del Club Náutico de sa Ràpita. | ultimahora.es

0

La renovación de la concesión de amarres del Club Náutico sa Ràpita tiene enfrentada a su masa social, actualmente dividida en dos frentes: el conformado por los socios fundadores -la mayoría de ellos cesionarios de un amarre- y el compuesto, en su mayoría, por socios sin puesto de atraque.

Los primeros se encuentran representados por la asociación Pronáutic sa Ràpita y pugnan por conseguir que la renovación del actual título concesional permita mantener y prorrogar la situación patrimonial original del club con una concesión de otros 30 años a nombre de los actuales socios titulares de puestos de amarre. Los segundos, agrupados bajo el colectivo Soscnrapita, pretenden que el club pase a ser totalmente de alquiler a partir del año 2018, fecha en la que la Ley de Costas anticipa el vencimiento de la concesión administrativa, inicialmente prevista para el año 2026.

No obstante, desde Pronáutic entienden que este anticipo estaría sujeto a las correspondientes indemnizaciones y que a día de hoy no existe certeza jurídica alguna ya que tanto la Ley de Costas como la de Puertos podrían sufrir modificaciones a medio plazo.