0

La entidad Joves de Mallorca per la Llengua iniciaron el viernes por la noche en el Parc de n'Hereveta de Porreres, un nuevo curso con renovadas ilusiones y muchas esperanzas. Un curso muy especial porque celebrarán, en julio del año que viene, el 18 aniversario de su nacimiento.

Están dispuestos a luchar contra viento y marea. Así lo quisieron dejar bien claro en el acto central de la fiesta. Fue el momento en que los portavoces de la entidad, Carme Sànchez y Antoni Oliver, leyeron el manifiesto con un mensaje contundente: «No nos harán perder la voz» y con un llamamiento «a la cordura para que la clase política respete el catalán».

Y así hicieron un balance de los 18 años de trayectoria. «Mallorca ha cambiado mucho desde entonces y, en todo este tiempo, nos hemos consolidado como una de las entidades juveniles más importantes de la isla», sostienen.

Hitos

Asimismo, añaden que se «han conseguido grandes hitos y estamos orgullosos de haber hecho tanto en favor de la normalidad del catalán en Mallorca».

Los Joves de Mallorca per la Llengua son conscientes de que «hoy en día los obstáculos que debemos superar son mucho más grandes y numerosos. Las pasadas elecciones han abierto la puerta al inicio de una etapa triste para todos aquellos que apreciamos nuestra tierra, lengua y cultura».

Fueron críticos con la política del nuevo Govern: «ya han lanzado sus primeros misiles contra el catalán», a la vez que advirtieron que «estaremos aquí para defender la lengua, la cultura y el futuro de Mallorca».

Fue un acto reivindicativo pero también lúdico con cena y concierto. A partir de ahora empiezan a trabajar para decidir las actividades que se realizarán: si Acampallengua o Correllengua.