Los quintos '94 fueron los ganadores. La fiesta empezó con la batucada. | Pere Bota

8

La 'Festa de la Panxa Roja' volvió a oficializar el relevo entre las diferentes quintadas de Campos durante la noche del pasado sábado. En esta ocasión, los protagonistas fueron los quintos de 1994 que recogieron el testimonio de los de 1993 después de llevar a cabo todo el proceso ceremonial.

La fiesta comenzó al atardecer cuando los caparrots y las xeremies salieron del Ajuntament de Campos en dirección a plaza de la Estación. Allí se llevó a cabo una cena al aire libre a base de pa amb oli.

A medianoche empezó la llamada a los quintos con la batucada Terraroja desde la plaza de la Estación pasando por las calles Tren, Mayor y hasta la plaza Can Pere Ignasi.

Así estalló la fiesta 'Panxa Roja', que llega a su decimotercera edición, en la que se hizo efectivo el relevo de quintos tras superar diferentes pruebas como el palo enjabonado, el concurso de comer sandía y muchos otros juegos donde se pone a prueba la destreza y el ingenio de los participantes.

Esfuerzo

Los ya oficialmente quintos de 1994 disfrutaron de las pruebas que sus compañeros del '93 les habían preparado. Hubo muchas risas, diversión, emoción y esfuerzo en la plaza de Can Pere Ignasi. Todos contaron con el apoyo de los vecinos para superar los juegos.

Después siguió la fiesta con una verbena en la que participaron Pelillos a la Mar, Pirates Pirats y la fiesta de la espuma, una verbena que acabó cerca de la salida del sol.