Previous Next
5

La asociación de Amics de la Vall de Coanegra y Gadma denunciaron ayer un vertido de escombros sobre un tramo empedrado del camino de la Bomba, en Marratxí. Dicho camino fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1996 en la categoría de Monumento.

Según los denunciantes, el vertido se produjo entre las 9 de la mañana y las 6 de la tarde del lunes pasado. Principalmente se lanzaron escombros de obra, pero también restos de alimentos y otros residuos. El vaciado se produjo sobre un tramo de unos cien metros de pavimento empedrado -conocido popularmente como ' es camí romà' - del camino de sa Bomba. El vándalo o el grupo de vándalos que dejaron allí los escombros podrían haber cometido un delito contra el patrimonio.

Denuncias

Los Amics de la Vall de Coanegra y Gadma anunciaron denuncias ante el Consell de Mallorca, el Ajuntament de Marratxí y el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA). «Las instituciones deben vigilar que el patrimonio se conserve y garantizar su conservación», manifestaron los portavoces de los Amics de la Vall de Coanegra y Gadma, Martí Canyelles y Bernat Fiol. Asimismo, Canyelles y Fiol exigieron «la retirada inmediata» del vertido «con cuidado de no estropear el tramo empedrado».

El tramo del camino de la Bomba está situado entre Marratxinet, la possessió de Son Sureda y Santa Maria. El tramo empedrado se halla exactamente entre el torrente de Coanegra y la línea de tren Palma-Inca, en un entorno rico patrimonialmente y en biodiversidad.

En 2009, al delimitar la extensión del BIC, el Consell hizo una serie de recomendaciones al Ajuntament de Marratxí: que se limitara el tráfico de vehículos pesados, que se señalizara el elemento patrimonial y que se advirtiera de la prohibición de realizar vertidos. Hasta la fecha, el Consistorio marratxiner no ha seguido ninguna de dichas recomendaciones.