Veinte submarinistas trabajaron de manera desinteresada. | Miquel Serra

3

Unos 500 kilos de residuos, entre los que se encontraron neumáticos, andamios o tubos de escape, permanecían hasta ayer en el fondo marino del Port de s'Oberta (Playas de Muro).

Un grupo de 20 submarinistas, que participaban ayer en la I Neteja del Fons Marins del Port de s'Oberta, localizaron los residuos durante una inspección del fondo marino y los retiraron.

El acto, organizado por el Ajuntament de Muro y que contó con la colaboración de Voluntaris Sense Fronteres y la Asociación Hotelera de Muro, congregó durante toda la mañana de ayer a decenas de voluntarios que limpiaron de manera desinteresada la zona, situada en la desembocadura de la Albufera. Visto el éxito de esta edición el Ajuntament ha anunciado que el año que viene repetirá la iniciativa.


Solidaridad

Asímismo, los organizadores del acto quisieron solidarizarse con la niña Aitana, una joven mallorquina que sufre una dolencia pulmonar y que necesita 200.000 euros para operarse. Los allí congregados recogieron centenares de tapones de plástico que será entregados a la familia de Aitana para que los venda a una empresa recicladora y obtenga una pequeña recompensa a cambio.