Los automóviles aparcan aunque la prohibición está señalizada en la entrada de la zona.

1

Ni orden ni control en el aparcamiento de coches de la playa de sa Font de n'Alís que se incluye dentro del Parc Natural de Mondragó.

El GOB denunció ayer que este espacio «incumple la normativa del parque» ya que «una cincuentena de coches aparcan cada día junto al chiringuito, ocupando una zona de dominio público marítimo-terrestre, señalizada como aparcamiento prohibido».

Además, los ecologistas recuerdan que no se tiene en cuenta el Pla d'Ordenació de Recursos Naturals (PORN) de Mondragó que prevé que «se regule el acceso en función de la temporada y la afluencia de público» y «se limite el acceso rodado a la playa».

Por este motivo, desde la entidad manifestaron que «se genera un tráfico innecesario de coches hasta la playa ya que la capacidad de la zona se llena rápidamente y tienen que volver a subir».

Así las cosas, el GOB insta a la dirección del parque y a la Conselleria d'Agricultura, Medi Ambient i Territori «a cumplir la normativa y reconducir el aparcamiento en las zonas donde esté legalmente autorizado».