1

El PP intentará revalidar la mayoría absoluta que obtuvo José Ramón Bauzá en Marratxí hace cuatro años, aunque sin el concurso del presidente de los 'populares' en Balears, llamado ahora a conquistar cotas de poder más altas.

El elegido para perpetuar la hegemonía conservadora en el municipio es Tomeu Oliver, hombre que goza de la absoluta confianza del líder del PP y alcalde de facto desde que Bauzá cogió las riendas del partido.

Sin embargo, su fluida sintonía con el farmacéutico del Pont d'Inca no le garantiza la mayoría absoluta.

Nuevo escenario

Los resultados que puedan cosechar UPyD y la Lliga Regionalista tras su irrupción en el escenario electoral son una incógnita, aunque su efecto, en mayor o menor medida, planeará sobre el electorado de centro derecha que le otorgó a Bauzá sus 11 concejales.

También supone una seria amenaza para los intereses del PP en el municipio el retorno del ex alcalde Miquel Bestard al frente de los independientes de IDMA.

En 2007, Bestard no se presentó a las elecciones y su formación perdió un concejal en el pleno, que a la postre favoreció notablemente la mayoría absoluta del PP y desposeyó a los independientes de la 'bisagra' que hace ocho años les abrió la puerta a la Alcaldía.