2

Un millar de elementos patrimoniales del municipio de Manacor han sido protegidos después la aprobación inicial del Catálogo del Patrimonio Histórico Artístico, un hecho que supone aumentar con creces las protecciones ya llevadas a cabo en el antiguo catálogo elaborado en 1998.

Las nuevas incorporaciones prevén elementos de arquitectura urbana como la capilla de Sant Ramon, el antiguo hospital de la calle Pare Andreu Fernández, s'Agrícola, la casa y almacén de Majorica o el Molí d'en Beió, entre muchos otros elementos etnográficos como aljibes, pozos, puentes, fuentes, norias, cuevas y yacimientos.

Así, con los criterios de los técnicos del Ajuntament de Manacor se ha añadido arquitectura de ingeniería civil, bienes etnológicos, inmuebles de valor en Porto Cristo como las primeras casas conservadas de la primitiva Colonia del Carmen que luego dieron lugar al núcleo actual.

Gracias al inventario de patrimonio industrial, que dispone de más de 90 fichas, se ha desarrollado una selección de los elementos más significativos en cuanto a las industrias de finales del siglo XIX y hasta la segunda mitad del siglo XX, como la casa y el almacén de Majorica.

Inmaterial

También se ha incorporado un elemento de cultura inmaterial como el 'vimer' de s'Hort des Correu, árbol que a la salida del sol, el día de Sant Joan, cura con su savia a los niños que sufren de hernia.

El centro histórico de la ciudad de Manacor también se ha protegido como conjunto global. Se trata de la zona que afecta las calles Amargura, Bosch, Joan Segura, Capellà Pere Llull, Arquitecte Bennàssar, Rector Caldentey y la plaza des Cós.

Así el global de las incorporaciones llegan a los 275 elementos. De hecho, se contabilizarán la aceptación de diferentes alegaciones que como la que proponía la protección de la carpintería de Cas Catalans.

Además se ha procedido a la catalogación de la casa de los Mínimos de la calle de la Soledad, una casita de baño de Porto Cristo, la capilla del Sant Crist de la Creu, Can Reus, Can Pinya en la calle de Sant Antoni o los nidos de ametralladora de Cala Petita, Porto Cristo, Cala Morlanda, Cala Murta, Cala Anguila y del Caló d'en Rafelino.

S'Hort de Conies

Cabe destacar también una incorporación importante de elementos de arquitectura rural como el Hort de Conies, las casas y el pozo de s'Espital de Rotana, la casa de vigía del Puig de Son Galiana, la Font Santa, hornos de cal, el camino y el puente de los Presos, diferentes barracas de sa Casa Nova y de sa Plana Nova o las fuentes urbanas de Na Camel·la, Verónica, es Barracar, de sa Mora o de los Dofins.

El catálogo ha tenido que adaptarse al Plan Territorial de Mallorca que marca los niveles de protección mínimos que deben considerarse en la elaboración de catálogos.