Imagen de la inauguración de la planta de gas de Ses Carritxeres, en Inca, en abril de 2007. | M. MEDRANO

3

El Ajuntament d'Inca podría abrir un expediente de infracción urbanística a Endesa por la planta de gas que la empresa energética tiene en Ses Carritxeres, en Inca, y que, según un informe del Govern, en caso de explosión podría poner en peligro el hospital y las demás instalaciones cercanas. Dicha planta funciona desde que fue inaugurada en abril de 2007 por el entonces alcalde de Inca, Pere Rotger. Fuentes cercanas al Ajuntament confirmaron ayer que la planta carece de la licencia de obras preceptiva y que, en consecuencia, «habrá que actuar». El asunto podría acabar con la incoación de un expediente por infracción urbanística.

Licencia de actividad sin final de obra. Según consta en el expediente, Endesa solicitó la licencia municipal de obras en 2005. Sin embargo, el pago de las tasas de la licencia no fue efectuado hasta abril de 2010. Asimismo, es conocido que la planta comenzó a operar en abril de 2007, un mes después de que el Ajuntament le concediera la licencia de actividad. Sobre este punto hay cierta polémica: mientras que algunas fuentes mantienen que el Consistorio podía otorgar la licencia de actividad sin necesidad de que la infraestructura contara con el final de obra otras apuntan a que la licencia de actividad no podía otorgarse mientras la planta no hubiera obtenido el final de obra.

Deficiencias. El Consitiorio inquer admitió ayer, dos días después de que estallara la polémica, que la planta de gas alberga «deficiencias», lo que impide conceder la licencia de obras. En octubre de 2008, el Ajuntament comunicó a Endesa que debía subsanar dichas deficiencias. De éstas, la más remarcable es la orden de habilitar un acceso a la planta desde la rotodnda del Hospital. En la actualidad, el único acceso a la planta se halla en un tramo viejo (y en desuso) de la carretera que lleva a Sineu. El Ajuntament dice ahora que no podrá conceder la licencia de obras hasta que dichas deficiencias se hayan subsanado.

Posible expeditende infracción urbanística. El Consistorio enviará ahora al celador para que compruebe que pese a no disponer de la licencia de obras precepetiva la planta continúa operativa. En consecuencia, indican fuentes municipales, el Ajuntament instará a Endesa a subsanar las deficiencias mencionadas y, en caso de que no lo haga, no descarta incoar un expediente por infracción urbanística.

Cuatro años después de la inauguración. Àngel Garcia, concejal de los Independents d'Inca (en la oposición), criticó que «han tenido que transcurrir cuatro años para conocer que la planta de gas no disponde de licencia de obras». Garcia lamentó que en abril de 2007, un mes antes de las elecciones municipales, «el equipo de gobierno inaugurara la planta y luego se olvidara de ella».