Previous Next
7

Proyectado por el prestigioso arquitecto navarro, Rafel Moneo, y valorado en 10 millones de euros, el teatro multifuncional de Pollença fue uno de los pilares básicos sobre los que se fraguó el pacto entre UM y PP la legislatura pasada en Pollença. Rafael Moneo lo presentó personalmente en el municipio el 27 de mayo de 2006, en un acto al que asistieron el alcalde Joan Cerdà y el entonces president del Govern, Jaume Matas, dos días después de que el Consell de Govern comprometiera 6 millones de euros en la financiación de la obra.

A punto de cumplirse cinco años desde aquella presentación el proyecto de construcción del auditorio, no ha dejado de ser eso, un proyecto sobre el papel que no ha llegado a cobrar forma.

Falta de dinero

A pesar del claro compromiso de Moneo hacia Pollença (la obra no ha llegado a ejecutarse porque el Ajuntament no ha reunido dinero suficiente para la contratación), nunca se convocó un concurso público y el arquitecto navarro no ha cobrado el trabajo realizado hasta ahora. Las similitudes del caso con el del proyecto del teatro de la Ópera de Palma, que ahora investiga Anticorrupción, dejan en una difícil situación la construcción del emblemático edificio que nunca ha contado además con el visto bueno de los socialistas, actuales socios de UM en Pollença. En los últimos años de gobierno de UM con los socialistas, el equipo de gobierno municipal ha pasado a referirse al proyecto como la construcción de un centro multifuncional asegurando que sería el pleno quien decidiría si finalmente se contrataba o no al arquitecto navarro.

El alcalde, Joan Cerdà, reconoció ayer que difícilmente el proyecto se iniciará esta legislatura. Confirmó que «el Ajuntament no ha pagado nada a Moneo» y asegura que siempre confió en que se podría hacer la contratación «porque así nos lo decían desde Presidència». «Es cierto que las personas que nos lo decían son las mismas que ahora están siendo investigadas», reconoce Cerdà, que no obstante asegura que «el Ajuntament nunca contratará la obra sin un informe que la avale».

El proyecto de construcción del auditorio que plantea Moneo tiene un coste próximo a los 10 millones de euros.

El Ajuntament de Pollença dispone de una subvención de la Conselleria de Turisme de 5,5 millones de euros. El ex president Matas comprometió 4,7 millones de euros más a través de la Conselleria de Presidència.

Las observaciones sobre las similitudes del proyecto Moneo con el 'caso Calatrava', corren como el humo estos días en Pollença.