Previous Next
1

Las reacciones por la noticia aparecida ayer en este diario sobre el decreto firmado por el alcalde de Inca, Rafel Torres, en el que considera que la Guardia Civil omitió su deber durante la celebración de un triunfo de la selección española de fútbol, no se han hecho esperar.

El portavoz del PSOE en la ciudad, Xavier Ramis, considera que el alcalde «hace unas declaraciones totalmente desafortunadas diciendo que la Guardia Civil eludió su responsabilidad» por lo que insta a Torres a hacer «una rectificación inmediata». Además, Ramis dice que «durante las juntas de seguridad, que preside el alcalde, nunca se ha hecho mención de ningún problema con el cuerpo de la Guardia Civil y no es de recibo que ahora que una mujer pide una indemnización por los daños a su vehículo ocurridos durante la celebración en la plaza Mallorca, Torres escape de su responsabilidad».

Dudas

El portavoz socialista recuerda que «Torres ya dejó en entredicho la profesionalidad de la Policía Local diciendo que sólo multaba en uno por ciento de los coches mal estacionados intentado eludir su responsabilidad hacia la Policía Local y hacia la situación del tráfico en la ciudad».

Antoni Rodríguez, portavoz del PSM en el Ajuntament de Inca, también critica la postura del alcalde y considera que «el decreto es del todo desafortunado» y coincide con Ramis diciendo que «no puede ser que una reclamación de una ciudadana quede desatendida porque las diferentes instituciones se pasen la pelota de unas a otras». Rodríguez acaba pidiendo «el máximo respeto y coordinación con las fuerzas de seguridad».

Contexto

El alcalde de Inca también dice la suya. Después de mostrar su apoyo absoluto e incondicional a la tarea que realiza la Guardia Civil en Inca, Torres lamenta que «se hayan sacado de contexto unas palabras recogidas en un escrito de respuesta a la reclamación hecha por una ciudadana». En este sentido, el alcalde añade que sus palabras «respondían única y exclusivamente a lo que afirmaba la ciudadana que había sucedido tal y cómo recoge la denuncia formulada ante la Policía Local y en ningún caso suponen un juicio de valor a los hechos ocurridos ni una confirmación de los mismos».

Para terminar Torres remarca que si los hechos pasaron como dice la ciudadana «se trataría de un caso excepcional puesto que la Guardia Civil siempre ha respondido de manera profesional».