0

El Consell de Mallorca ha sacado a licitación la mejora del firme de seis carreteras por un importe global de 3,4 millones de euros. En todos los casos, el asfalto se encuentra sumamente deteriorado a consecuencia de las lluvias del pasado invierno. El mal tiempo con temporales de nieve y lluvia hicieron que el pavimento quedara muy deteriorado.

Ahora, el Departament de Carreteres del organismo insular inicia el proceso de adjudicación para echar una doble capa de asfalto y renovar el firme.

Pollença-Lluc

El proyecto más caro será el arreglo del firme de la carretera Pollença- Lluc, una vía muy transitada que presenta graves deformaciones y baches debido a las intensas lluvias, según se desprende de la memoria del proyecto. La obra costará 1,2 millones de euros y tendrá un plazo de ejecución de 3 meses.

Por presupuesto, le sigue la obra de mejora del asfaltado de la carretera Andratx-Estellencs (947.585 euros), una de las más dañadas a consecuencia de los desprendimientos de la montaña también provocados por las lluvias intensas del invierno pasado. En esta carretera ya se arregló un tramo que se hundió, pero el resto de la vía también necesita una intervención que garantice la seguridad de la carretera.

Con sendas partidas de 410.949 euros y 309.716, se mejorarán las entradas a los municipios de Pollença y Alcúdia, respectivamente. Igualmente, el firme está deteriorado y es preciso aplicar dos capas de asfalto. El periodo de ejecución de estas obras, como del resto, es de tres meses.

Entre las obras, también consta el proyecto de mejora de la travesía de Bunyola, desde la estación del tren de Sóller hasta la salida del casco urbano hacia Orient. El pavimento, además de muy deteriorado, se encuentra también disgregado.

Consell-Alaró

Finalmente, en breve, se adjudicará también la obra de refuerzo de firma de la carretera Consell-Alaró. Esta obra tiene un coste de 348.780 euros. En este caso también las precipitaciones contribuyeron al deterioro del firme.