El conseller Miquel Rosselló y el director insular Joan Verger.

1

El Consell de Mallorca plantea crear de cara a 2012 dos líneas de subvenciones a los ayuntamientos dentro del Pla d'Obres i Serveis (POS): una enfocada a la rehabilitación de infraestructuras más que a la creación de obra nueva y otra destinada a mantenimiento y a gasto corriente de forma similar a la línea extraordinaria aprobada recientemente para el pago de facturas. La primera sería obligatoria cada año y la segunda, según las necesidades de las administraciones locales.

Miquel Roselló, conseller de Cooperació Local, y Joan Verger, director insular de este área, explicaron ayer la nueva propuesta de adaptación de las ayudas del Consell a los ayuntamientos, tema que ya se debatió en la última asamblea de alcaldes celebrada en Lloseta.

«Ahora lo que necesitan los ayuntamientos no es seguir con obra nueva sino tener suficiente para la rehabilitación y el mantenimiento de las infraestructura que ya tienen», explicó Rosselló. «En todo caso son cantidades inasumibles para los ayuntamientos».

Asistencia

Además, Cooperación Local considera que es necesaria la creación de una red de asistencia a los ayuntamientos. Es decir que el Consell tenga una plantilla de técnicos (ingenieros, arquitectos...) que den asistencia a las corporaciones locales cuando lo necesiten. De esta forma, los ayuntamientos se evitarían este gasto. Esta red ya existe en otras comunidades autónomas.

Igualmente el conseller Rosselló consideró necesario que a principios de legislatura se puedan planificar las ayudas para los cuatros años siguientes, «lo que facilitaría el trabajo». Para que estas iniciativas se puedan llevar a cabo en la próxima legislatura gane quien gane, el Consell realizará una modificación del reglamento de Cooperació Local. Los ayuntamientos también son partidarios de que se agilice la tramitación para solicitar y certificar las obras vía internet.