3

El Ajuntament de Calvià aprobó ayer el presupuesto municipal para el año 2011. Los votos favorables de la mayoría absoluta del PP sirvieron para dar luz a unas cuentas anuales que ascienden hasta los 99,7 millones de euros, un 6,85 por ciento que las aprobadas en 2010, y recogen un incremento del 17 por ciento en la recaudación de impuestos a los ciudadanos.

El equipo de gobierno que dirige el alcalde Carlos Delgado (PP) tiene previsto incrementar en un 17 por ciento la recaudación de impuestos directos debido, en gran medida, a la revisión al alza que han experimentado los valores catastrales y a la decisión del Consistorio de optar por mantener los tipos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Pese al aumento recaudatorio, las partidas presupuestarias destinadas a promoción turística, mantenimiento de playas y servicios sociales experimentarán recortes del 21, 45 y 6 por ciento respectivamente. También se han presupuestado a la baja las partidas relativas a educación (-8 por ciento) y cultura (-7 por ciento).

Desde las filas de la oposición, el PSOE criticó que con un presupuesto de casi 100 millones de euros sólo se destinen 2,1 a inversiones reales.

Más deuda

Asimismo, la formación socialista, a través del edil Antoni Manchado, lamentó que con las cuentas aprobadas ayer la deuda municipal acumulada por el gobierno popular en los últimos años ha subido un 41,5 por ciento, todo y haber recibido casi 49 millones extraordinarios procedentes de instituciones supramunicipales ( 19,8 millones de Gobierno de España, 27 del Govern balear y dos del Consell de Mallorca). Unas ayudas que, sumadas a la venta de patrimonio municipal, a juicio del PSOE, no se han traducido en grandes inversiones para el municipio, aparte de algunas piscinas nuevas y el mantenimiento de infraestructuras ya existentes.

Por su parte, la primera teniente de alcalde delegada de Hacienda, Teresa Martorell (PP), anunció que, pese a los recortes presupuestarios, el Ajuntament garantiza los mismos servicios dispensados hasta ahora a los ciudadanos. Martorell interpretó este compromiso como «un gran esfuerzo» por parte del gobierno municipal que preside un Carlos Delgado que ayer elevó a pleno sus últimos presupuestos municipales en Calvià.