2

Cada municipio de la Isla recibirá entre 155.000 y 190.000 euros del Consell de Mallorca para pagar facturas. El Departament de Cooperació Local del organismo insular ya ha llegado a un acuerdo con la Federació d'Entitats Locals de les Illes y los municipios para el reparto de los 9 millones de euros que el gobierno del Consell acordó con la oposición destinarlos a los ayuntamientos, que atraviesan la peor crisis económica de su historia.


A falta de redactar las bases de este plan especial, Cooperación Local, según explica el director insular Joan Verger, ya ha determinado el dinero que recibirá cada ayuntamiento y cuyo baremo se ha realizado en correlación con la población. De esta forma, los municipios hasta 1.000 habitantes recibirán 155.500 euros; entre 1.000 y 6.000, 165.500 euros; entre 6.000 y 10.000, 170.500 euros; entre 10.000 y 20.000 habitantes, 180.500 y entre 20.000 y 52.000, 190.000.

Todos beneficiados
Así, los municipios más pequeños como Ariany, Banayalbufar, Costitx, Deià, Escorca, Estellencs y Fornalutx recibirán 155.500 euros, una cantidad considerable para afrontar facturas que en estos momentos no pueden pagar. Y los más grandes -Calvià, Inca, Llucmajor, Manacor y Marratxí-, 190.000, una cantidad que también aliviará sus economías. «Nuestra intención era beneficiar a los más pequeños, pero sin discriminar a los más grandes y, de esta forma, lo hemos logrado. No ha habido ninguna queja», explica Verger. De hecho, el 50 por ciento de las ayudas irá a parar a los municipios de menos de 6.000 habitantes.

Las ayudas irán destinadas al pago de las facturas pendientes, aunque serán las bases de la convocatoria las que determinen qué tipo de facturas se podrán abonar con este dinero. En todo caso, servirá para la remuneración de facturas de 2010. Verger no precisa si estas subvenciones llegarán este mismo año, aunque sí asegura que la orden de pago se dará antes de acabar 2010.

Los Reyes Magos
«Para los ayuntamientos estas ayudas serán como los Reyes Magos ó la lotería de Navidad», afirma el director insular de Cooperación Local, quien mantiene que «habrían de tener una repercursión en la economía de la Isla, puesto que se pagará a los provedores, pequeñas empresas mallorquinas que no cobraban».
La situación económica de los ayuntamientos es tan delicada que muchos no pueden hacer frente a las facturas para el funcionamiento normal de la administración local y, además, está generando problemas a pequeñas empresas que están pendientes del cobro.

Los nueve millones de euros que irán a parar a los ayuntamientos proceden de un remanente del Consell, que preveía destinar al Pla d'Obres i Serveis de 2011. Al final, con los partidos de la oposición se acordó que fueran a parar directamente a los ayuntamientos para aliviar su situación económica.

En 2011 se aprobará un primer plan de infraestructuras con obras ya comprometidas, en el que se incluirán los siete municipios que este año quedaron fuera. A partir de junio, pasadas las elecciones municipales se aprobará otro plan con más ayudas.