La Corporación estuvo reunida en pleno el lunes hasta pasadas las tres de la madrugada. | M.P.

1

La empresa Gram Illes Balears 21 ha interpuesto un contencioso contra el Ajuntament de sa Pobla por el impago de una factura del año 2006 por valor de 21.987 euros, por los servicios prestados en la elaboración del plan de acción de la Agenda Local 21 y el plan de educación ambiental de los años 2006 y 2007, además de los intereses que ascienden a 580 euros.

El regidor de Hacienda, Lluís Socies, explicó que «esta empresa nos reclama una factura de la legislatura pasada de la que no tenemos constancia». Socies aseguró que «la factura no está registrada en el Ajuntament y el interventor no tiene constancia de ella».

Socies sacó esta factura después que el PP aprobara durante el pleno del lunes una serie de mociones de contención económica para ayudar a mejorar la situación económica.

Gracias al apoyo de Sebastià Gallardo (PSM), los 'populares' aprobaron elevar al pleno todas las facturas superiores a 2.000 euros, tener mayor control de las horas extras del personal y conocer la liquidación del presupuesto de manera periódica.

Aunque tanto el PP como Gallardo dijeron que es debido a la falta de transparencia del equipo de gobierno, Socies aseguró que «estas medidas son de obligado cumplimiento».

Deuda del 2007

El pleno también dejó sobre la mesa el pago de una factura de 137.308 euros más 54.000 euros de intereses que la empresa Coexa reclama desde 2007 por las obras de peatonalización. El punto quedó sobre la mesa «porque no tiene el informe del interventor», según Serra, que pidió que se negocie el pago de la deuda en dos anualidades y la eliminación de los intereses».