Las autoridades, con los técnicos y responsables de la empresa constructora. | Assumpta Bassa

5

Los vecinos de Porto Cristo tendrán un nuevo «pulmón verde» antes de finales de año. El proyecto de la plaza del Sol i la Lluna, impulsado por el Ajuntament de Manacor, a través del Plan E del Gobierno central, sigue a buen ritmo y supondrá una dinamización de este barrio, un tanto degradado, además de traer aire fresco a la costa. Ésta era una petición histórica de los ciudadanos.

Las autoridades locales, encabezadas por el alcalde Antoni Pastor, junto con los técnicos de la obra y los responsables de la empresa Coexa, hicieron una visita de obras.

Recinto

El regidor de Urbanismo, Bernat Amer, destacó que «será un recinto cerrado con una pista central y con unas gradas fijas que servirán de anfiteatro. Habrá una zona de huertos urbanos, unos 500 metros cuadrados, una zona de juegos infantiles y se conserva el punto verde y reciclaje».

La filosofía del proyecto, según destacaron los técnicos, es que predomine la superficie verde sobre la pavimentada.

El parque incluye la construcción de un edificio semienterrado destinado a baños y local social, con una superficie construida de 118.000 metros cuadrados. El alcalde, Antoni Pastor, quiso «dejar muy claro» que «este proyecto lo ha decidido la junta de distrito, y el reparto del Plan E se hace por el número de habitantes», en respuesta a las críticas vertidas en su momento que apuntaban a que todas las inversiones se hacían en el núcleo costero.

«Era un reivindicación de hace años», apostilló el concejal Amer.