Previous Next
10

Un informe de la dirección general de Recursos Hídricos -organismo dependiente de la Conselleria de Medi Ambient del Govern de les Illes Balears- alerta de que las lluvias otoñales pueden causar más desprendimientos y acelerar el riesgo de corrimiento de tierras en la parte alta de Costa de'n Blanes, en el municipio de Calvià.

El mismo documento elaborado por los técnicos de Recursos Hídricos, advierte de que, si bien los hundimientos registrados obedecen a causas naturales (concretamente a un colapso kárstico) y la altura de las paredes resultantes del hundimiento del talud no es extremadamente desmesurada, el movimiento de tierras sí acarreará la aparición lenta, pero continua, de grietas, tanto en la montaña sobre la que se asientan los siete chalets desalojados por el Ajuntament de Calvià, como en las propias viviendas.

De hecho, en una de ellas -la situada en la parte más alta del complejo residencial Mediterráneo, situado en la calle Santa Lavinia- los requebrajamientos afectan a elementos estructurales de la casa y una gruesa grieta cruza de lado a lado el amplio salón principal de la misma.

Materiales débiles

El informe de la Conselleria de Medi Ambient también alerta de que la base del acantilado desprendido está compuesta de materiales muy débiles, con lo cual el riesgo de futuros corrimientos de tierra se incrementa considerablemente. Sobre todo, en el caso de producirse fuertes precipitaciones. Esta última consideración coincide con la formulada por el departamento de Urbanismo del Ajuntament de Calvià, cuando apunta que la zona afectada por el corrimiento de tierras y desprendimiento de rocas es una zona verde de titularidad municipal en la que existía una antigua cantera, parcialmente rellenada con materiales diversos.

El Consistorio calvianer, también señala que, en la misma área afectada, se aprecia un talud que presenta serio riesgo de sufrir más hundimientos que podrían afectar no solamente a las viviendas situadas encima del talud, sino también a los chalets localizados en la parte baja de la urbanización.

De hecho, algunas rocas de gran perímetro ya han caído desprendidas a pocos metros de algunas de estas lujosas casas.