Diputados del PP se reúnen con Josep Melià, de UM, durante el pleno de la Cámara. | S. Amengual

8

Los votos de PP y UM sirvieron ayer en el Parlament para declarar de interés autonómico el campo de golf de Son Bosc, en el municipio de Muro, una decisión que el Govern calificó de «aberración» por el valor paisajístico de la zona.

Los 32 votos que suman PP y UM sirvieron para sacar adelante una proposición de ley que pretende salvar los últimos obstáculos legales que impiden construir el golf de Son Bosc. El Govern paralizó la licencia y recientemente ha aumentado la protección de la zona. Los impulsores del campo de golf disponen de licencia municipal para impulsar el proyecto.

El diputado del PP Cristòfol Huguet argumentó que la proposición de ley se presentaba para «defender la seguridad jurídica de un proyecto». Huguet cuestiono algunas de los planteamientos medioambientales del Govern para paralizar el campo de golf.

En cambio, Antoni Alorda, en representación del Bloc, defendió los valores paisajísticos de Son Bosc. «Hay informes que defienden que no conviene un campo de golf», planteó el diputado del Bloc.

Proyecto privado


Desde el PSOE, el diputado Joan Boned acusó al PP «de presentar una ley para defender un proyecto privado». En este sentido, el PP recordó que los socialistas también apoyaron recientemente una ley para aumentar el plazo a los hoteleros que tienen plazas turísticas alegales y que quieren legalizarlas.

El debate contó con la participación del conseller de Medi Ambient, Gabriel Vicens, quien defendió las condiciones medioambientales de Son Bosc. «Hay muchos informes que demuestran que la riqueza de esta zona es muy importante. La licencia del campo de golf sería imposible con las leyes actuales. Esto es una aberración», acusó Vicens. Huguet, por el contrario, replicó a Vicens que en Son Bosc se rellenaron unas canteras y que las orquídeas han salido de forma espontánea. «No me hable de insectos. Me hable de seguridad jurídica», insistió.

Los hoteleros de la Playa de Muro fueron los primeros en celebrar la declaración del interés autonómico del golf. «Este proyecto supondrá un referente para la construcción de campos de golf y no contará con ningún tipo de oferta conmplementaria o residencial», afirman. Además, sostiene que conlleva una importante inversión privada.

El GOB remitió ayer un comunicado en el que califica de «intolerable» que se permita construir el campo de golf número 25 en Mallorca en un área que estaba en trámite de incorporación al Parc Natural de s' Albufera. «La ley, impulsada por PP y UM, nos hace sentir vergüenza de ser ciudadanos de estas Islas», señala el GOB. La organización ecologista cree que la ley del Parlament anula la protección que había realizado el Govern de Son Bosc.