El edificio de es Convent está en mal estado. De momento se ha paralizado la demolición. | MARGALIDA BONNÍN

0

La demolición del antiguo Convent de Ca ses Monges de Capdepera ha caducado. De momento, este antiguo y emblemático edificio, se ha salvado de ser convertido en 24 adosados.

El Ajuntament de la localidad ha abierto expediente de caducidad al haber agotado el plazo máximo sin que la propiedad haya hecho efectiva la demolición, paso previo a la construcción de las viviendas solicitadas.

Así lo aseguró el regidor de Urbanismo, Bartomeu Alzina. Ahora si los constructores quieren seguir adelante y edificar deben empezar de nuevo y volver a presentar toda la documentación.

Tal vez la crisis actual haya motivado que se haya dejado caducar el expediente pero lo cierto es que en su momento fueron muchas las voces que se opusieron a la pérdida de este emblemático edificio. Tanto vecinos como partidos políticos mostraron su desacuerdo en la conversión de este Convent en nuevas viviendas.

Ca ses Monges está ubicada en la calle Gómez Ulla, detrás de la iglesia parroquial. Actualmente está deshabitado y en muy mal estado de conservación. El edificio data del año 1891 y fue ocupado por monjas franciscanas hasta el año 1990. Realizaron una gran labor social.

Movilización

Cuando los vecinos conocieron la noticia que el antiguo Convent se demolería se movilizaron. En el año 2007 se colgaron pancartas en el centro de Capdepera con el lema «Salvem es Convent» a la vez que defendían la necesidad de mantener un edificio que fue construido con el esfuerzo económico y la colaboración de todos los vecinos.

El Ajuntament de Capdepera también intentó negociar con la propiedad y incluso se solicitó al Consell que protegiera este edificio.

Sie embargo se denegó la protección ya que los técnicos entendieron que no reúne las condiciones necesarias. Actualmente el edificio está abandonado y en mal estado.