Margalida Roig, concejala de Economía y Hacienda del Ajuntament de Llucmajor. | ultimahora.es

0

Las facturas de los proveedores de los ayuntamientos de Mallorca van camino de acumularse en carpetas sin fecha cierta de cumplimiento. Conforme al decreto del Gobierno sobre medidas de ahorro de las Administraciones locales, que obliga a cerrar las pólizas de crédito antes de fin de año, y con la perspectiva de la paga doble de diciembre, numerosos Consistorios avanzan un nuevo retroceso de -como mínimo- un trimestre respecto a sus actuales fechas de liquidación de cuentas.

Tras las declaraciones a Ultima Hora de la alcaldesa de Andratx, Isabel Alemany, anunciando «economía de guerra» en su Ajuntament para ahorrar «hasta el último céntimo de cualquier factura», los responsables municipales de Hacienda de municipios mallorquines consultados por este periódico han coincido al señalar que se trata de «un escenario real y agobiante».

Sobrevivir

Así, la regidora Margalida Roig indicó ayer que «es de todo punto imposible que como Ajuntament de Llucmajor podamos cancelar en seis meses pólizas por valor de casi ocho millones de euros que mantenemos vivas con la banca para dar los servicio inmediatos a la ciudadanía y que son la única forma de sobrevivir como institución». Roig, con amplios conocimientos en economía aplicada, recordó que el Consistorio mantiene un déficit cercano a los 2 millones de euros «sólo por sufragar guarderías y hogares de ancianos que no son una competencia municipal pero que necesitan los vecinos».

De su lado fuentes del Ajuntament d'Inca señalaron que mantienen viva una póliza de crédito de 1,5 millones de euros, cuya liquidación «supondrá un problema de falta de liquidez que retrasará un mínimo de 3 meses el pago a los proveedores sobre los plazos actuales».

El alcalde de Artà, Rafel Gili, explicó que mantienen abierta una póliza de crédito de 2,5 millones de euros y que el decreto gubernamental para cancelarla «es una medida drástica que agobiará un poco más a los ayuntamientos». Gili añadió que «desde UM hacemos piña para hacer frente a estas medidas desproporcionadas y analizamos propuestas que llevaremos a la FELIB. Seguro que tendremos apoyo de los demás alcaldes, ya que vamos de mal en peor».