1

El alcalde de Pollença, Joan Cerdà, fue el encargado de anunciarlo en el transcurso del pleno municipal: Ternelles vuelve a ser noticia. Y es que los propietarios de la finca de Ternelles, la familia March, ha interpuesto un pleito civil contra el Ajuntament de Pollença sobre la titularidad del camino de Ternelles. La familia March quiere así, que un juez dictamine si el camino es público como defiende el Consistorio pollencí, o si es privado como sostienen los propietarios de la finca.

La demanda de la familia responde a la decisión del Consistorio de incluir el año pasado el camino de Ternelles dentro del catálogo de caminos públicos de Pollença. «Presentamos muchas alegaciones a la inclusión de la vía dentro del catálogo y no se nos hizo caso en ningún momento y tenemos que defendernos de esta acción», explican los propietarios.

El pleito no ha pillado por sorpresa al Consistorio pollencí, que considera que la familia March «está en su total derecho de mediar por sus intereses». Joan Cerdà asegura que el Consistorio «está tranquilo y acatará la sentencia que emita el juzgado». «Tenemos muchas pruebas a nuestro favor y creemos que estamos muy capacitados para ganar el pleito», explica Cerdà.

El alcalde de Pollença reconoce que «será un proceso muy largo» y que «los abogados del Ajuntament ya se han puesto a trabajar en ello». «Se cual sea la decisión del juez, solventará las desavenencias existentes desde hace veinte años», apunta Cerdà. La sentencia que emita el juez no afectará el uso público del camino, ni el paso vigilado de los excursionistas por el mismo, ya que existe una sentencia del 2001 del Tribunal Supremo que dictamina que todos los caminos que conectan el termino de Pollença con la Serra de Tramuntana tienen que estar abiertos al público independientemente que la titularidad sea privada.