Francisca Sureda, Mercé Amer, Joan Juan y Guillem Ginard en la presentación de la Fira de Maig. | Joan Socies

1

La Conselleria de Agricultura ultima un plan piloto para las actuales y antiguas explotaciones ganaderas de la zona de Campos y ses Salines, así lo anunció, a medias, la consellera Mercè Amer, durante la presentación de la Fira de Maig de Campos. «Se tratará de un plan piloto, enmarcado en el plan de desarrollo rural que estamos negociando con Madrid y que supondrá una inversión de entorno a un millón de euros, que revertirá en el sector ganadero de Campos y ses Salines», manifestó Amer, aunque no quiso adelantar más cosas al tratarse de un tema que todavía se está negociando con el Gobierno central.
La consellera también reconoció que las ayudas son las que son y se debe pensar que la conselleria cuento con un presupuesto limitado, aún así los payeses y ganaderos reciben las ayudas comprometidas, para la alimentación, sanidad animal o la modernización del sector entre otras.


Igual que hace 30 años
En la presentación de la feria y el concurso vacuno también estuvieron presentes los representantes de las asociaciones de agricultores organizadoras como Francesc Mascaró de la UPA-AIA, y el presidente de la Asociación Frisona Balear, Miquel Vanrell. Este último comentó las dificultades por las que pasa el sector con el precio del litro de leche similar al de hace treinta años. Vanrell, manifestó que en el año 1988 el litro se pagaba a 50 pesetas, mientras que a día de hoy el precio es de 51 pesetas, treinta céntimos de euro. Una situación que hace muy difícil la continuidad de los ganaderos. Mascaró manifestó que hay que dejar muy claro que las ayudas que recibimos de la conselleria «al final repercuten sobre los consumidores. La subvención al final sirve para abaratar el precio del producto de cara al consumidor».

Fira de Maig
A partir del próximo viernes por la tarde en las calles de Campos ya se respirará ambiente de feria, los ganaderos de las doce explotaciones participantes este año, acuden a la cita del 32 concurso nacional morfológico con la ilusión de llevarse el premio a la vaca gran campeona de esta edición. Una concurso que como señaló el alcalde de Campos, Joan Juan, «no se trata de una feria cualquiera, sólo existe una de este tipo en Mallorca y quién quiera ver un concurso de este nivel tiene que acudir a Campos».
Para la consellera de Agricultura, «se trata de dar apoyo a una de las ferias más emblemáticas de Mallorca. Se trata de un sector vivo y no nos queda más que agradecer el esfuerzo de los ganaderos y reconocer su ardua labor en favor de nuestro campo».