Edificio del antiguo hotel 'Playa Náutico' en el arenal de Llucmajor . | Jaume Morey

10

Ocho años después de que sus propietarios lo dieran de baja en el registro de empresas turísticas, el edificio y anexos del hotel 'Playa Náutico' de s'Arenal de Llucmajor han sido cedidos por el Ajuntament al Consorcio de la Playa de Palma, que se hará cargo de su demolición con objeto de la mejora y embellecimiento de la zona. Se trata, desde su constitución en 2004, del primer inmueble que queda a libre disposición de la empresa pública para derribarlo y «esponjar» las primeras líneas del litoral Este de la bahía palmesana.
El pleno del Ajuntament de Llucmajor decidió ayer, sin votos en contra, que el decreto de Alcaldía de 2005 por el que el inmueble hotelero era susceptible de ser conservado físicamente «para uso público dotacional», pasa ahora a ser, conforme a la norma 60 del Plan Territrorial de Mallorca, objeto de demolición, y el solar resultante un «espacio libre» en el muy congestionado entorno de la Playa de Palma.
Aprovechamiento
El hotel, que en breve habrá de ser demolido, perteneció al modelo constructivo de los años 60 del siglo pasado, conforme al cual un solar de apenas 200 metros cuadrados de superficie obtuvo las bendiciones político-administrativas para convertirse en un edificio de ocho plantas de altura y máximo aprovechamiento con «fines turísticos», sin jardines, espacios abiertos ni otras mejoras del entorno urbano general.
El alcalde de Llucmajor, Joan Jaume (PP), explicó ayer a Ultima Hora que la Corporación que preside «entendiendo por tal no sólo el equipo de gobierno sino todos los concejales que la componen, está de acuerdo en que hemos de contribuir al proyecto de mejora de la Playa de Palma, de cuyo consorcio formamos parte, para conseguir que poco a poco y sin expropiaciones ni gastos de dinero público que a nadie nos sobra, conseguir unos espacios mejorados en nuestro litoral que, amén de la mejora física, contribuyan a mejorar la categoría de los establecimientos en uso».
El antiguo hotel 'Playa Náutico' -cuya propiedad intercambió en 2002 sus plazas en el arenal llucmajorer por otras en el norte de la Isla, y tres años después lo cedió gratuitamente al Ajuntament «en el marco de un convenio de colaboración urbanística»-, era en los últimos años un edificio oficialmente abandonado pero con tan buena conservación de su obra de fábrica como para ser objetivo preferente de colonización por parte de 'okupas'.