Se ha colocado una tela impermeable en las zonas del túnel donde hay goteras. | Archivo UH

2

La concesionaria del túnel de Sóller quiere adelantar la apertura del paso subterráneo por las noches para antes de la celebración del tradicional Firó, el próximo 10 mayo, aunque mantienen la fecha oficial del 16 del mismo mes para abrir por su surgieran contratiempos. Así lo aseguró ayer a este diario Jordi Ferrer, gerente de la compañía concesionaria, ante las críticas que han surgido por el Valle de que las obras ya están en la recta final, sólo quedan trabajos de limpieza, y aun así estará cerrado tres semanas más.
Lo cierto es que el cierre del túnel desde el pasado 1 de marzo, entre las 9 de la noche y las 7 de la mañana, está causando grandes molestias a los vecinos de Sóller en sus desplazamientos fuera de la localidad. El malestar está en la calle, en las redes sociales de internet y también han llegado al Ajuntament de Sóller que solicitó a la concesionaria, sin éxito, el cierre del paso de las once de la noche a las seis de la mañana.
Trabajos
Ferrer quiso dejar claro que se trabaja con toda la intensidad posible y que aún quedan actuaciones por llevar a cabo. Así, todavía se está instalando tela impermeable en las zonas de filtraciones de agua -se han colocado 16.000 metros cuadrados de esta lona-, el saneamiento del sostenimiento del túnel está prácticamente concluido y quedan trabajos que no son puramente de obra consistentes en volver a montar los focos y cámaras y pintado de las marcas viales de la carretera.
Al parecer, según ha podido saber este diario, casi la mitad de los trabajadores ya han abandonado el túnel y ha quedado un retén pequeño para los últimos trabajos. Ferrer aseguró no tener conocimiento de que se hayan marchado operarios. «Eso depende de la empresa contratista», dijo.
También ha sorprendido entre los usuarios habituales que no se haya impermeabilizado todo el túnel, y sólo se haya actuado en zonas concretas con goteras. Creían que la actuación iba a ser de mayor envergadura dado el plazo de dos meses y medio para mantener cerrado el túnel y que autorizó el Consell de Mallorca. «Se han tapado todas las filtraciones de agua que hay ahora. Una empresa especializada hizo un informe y se ha actuado donde hacía falta. Ha sido una inversión de 1,2 millones de euros y las obras han ido al ritmo que pensábamos. Mantenemos la fecha de apertura, pero posiblemente podremos abrir antes del Firó», insistió Ferrer.