0

Las obras de rehabilitación del complejo del Molí d'en Beió, ubicado en el paseo del Ferrocarril, han concluido con un resultado más que satisfactorio, gracias a una inversión de 1,3 millones de euros de los fondos estatales.
Con las obras de construcción del nuevo Auditori y con la reforma del molino, se transforma completamente este frente urbano pasando de ser una zona residual abandonada a ser una zona de referencia. La zona objeto del proyecto está calificada urbanísticamente como zona verde y zona de equipamientos como recinto ferial.
El proyecto
La idea que se ha desarrollado en el proyecto ha tenido tres objetivos: reformar el antiguo Molí d'en Beió en un edificio apto para usos culturales y sociales, crear una zona verde próxima al centro urbano y a los equipamientos existentes; así como dejar un espacio cuidado libre de obstáculos apto para el uso como recinto ferial. Además, se prevé la posibilidad de restaurar la antigua farinera, ubicada en el mismo complejo, con un convenio con el Consell de Mallorca.
De manera temporal, el edificio hará las funciones de sede de la Escola Municipal de Mallorquí, hasta que ésta no sea ubicada definitivamente en el instituto de Na Camel·la.