El paso del Sant Crist es uno de los más venerados de la Semana Santa en Inca. | Elena Ballestero

0

Por primera vez en la historia de la Semana Santa inquera, un turno completo de veinticuatro mujeres portará la imagen del Sant Crist, una de las más veneradas en la ciudad y que sale la tarde noche del Jueves Santo.
«La mujer cada vez está más implicada en la vida social y como es lógico también tiene cada vez una mayor repercusión en la Semana Santa», explicó ayer el alcalde de Inca, Pere Rotger, durante la presentación oficial del programa de actos de la Semana Santa de Inca.


Novedades


La presencia de las costaleras en uno de los turnos del paso es una de las principales novedades del programa de actos de este año donde destaca además la creación de una nueva procesión, la del domingo de Ramos, que impulsada por Antoni Canyellas, conciliario de todas las cofradías de Inca, unirá la barriada de Crist Rei con el resto de Inca. «Una procesión sencilla y sentida», dijo el presidente de la Comisión de Cofradías de Inca, Pep Fernández.

Atrás quedan los años de enfrentamiento entre los cofrades de la barriada de Crist Rei con el resto de cofradías de Inca a raíz de la reducción del recorrido de las procesiones que por acuerdo de la comisión de cofradías y en contra del criterio de Crist Rei, suprimió el recorrido por la barriada al otro lado de las vías del tren destacando el paso de la procesión por el casco antiguo de Inca. «Estoy contento de que la noticia de la Semana Santa este año no sean las polémicas entre las cofradías sino las procesiones», dijo el alcalde Rotger.

La Comisión de Cofradías de la Semana Santa de Inca ha acordado también adelantar media hora el inicio de las tradicionales procesiones del Jueves y el Viernes Santo para favorecer una mayor participación sin que la gente tenga después problemas para ir a cenar en una jornada especialmente familiar.


Respecto al éxito de público en las procesiones el presidente de la Asociación de Cofradías, Pep Fernández, destacó especialmente el auge que el Davallament está teniendo en los últimos años y resaltó el hecho de que todos los pasos de Semana Santa en Inca procesan a la manera tradicional, a hombros.