1

La concesión del puerto deportivo de Can Picafort volverá a manos del Club Nàutic tras quince años. Así se desprende de la sentencia emitida por el juzgado de primera instancia de Inca, que declara nulo el contrato de cesión que autorizaba al Port Esportiu S.A a gestionar y explotar las instalaciones. Esta resolución llega un año después de que el Club Nàutic denunciara que el Port Esportiu S.A incumplía una de las cláusulas principales del contrato, «la finalización de las obras de ampliación y adecuación del puerto deportivo», hecho que motivó el traspaso de la concesión de una empresa a otra.
El juzgado considera probado que tras quince años todavía no se han acabado las obras del puerto deportivo y que muchas de las mejoras realizadas no se ajustan al proyecto inicial, imposibilitando así el reconocimiento de la administración. Además, Port Esportiu S.A deberá pagar la cantidad de 20.222 euros al Club Nàutic Ca'n Picafort por las cuotas del canon de los amarraderos de uso público tarifado que, desde 1995 hasta 2007, Club Nàutic Ca'n Picafort costeó, cuando según el contrato que ambas partes firmaron en 1985, esta tarea era obligación de Port Esportiu. Desde el Club Nàutic Ca'n Picafort confiesan que «si no se nos notifican que Port Esportiu S.A ha recurrido la sentencia, en unos días pediremos su ejecución, porque el puerto deportivo necesita ser sometido a un drenaje y tenemos poco margen de tiempo, ya que no están permitidas las obras durante los meses de verano».