La silueta del hotel Son Moll mantiene en el recuerdo la tragedia vivida hace un año en Capdepera

| Capdepera |

Valorar:
preload
El accidente de Son Moll supuso una gran conmoción en Capdepera.

El accidente de Son Moll supuso una gran conmoción en Capdepera.

Hoy se cumple un año de la tragedia del hotel Son Moll de Cala Rajada, que se encontraba en reformas y sin licencia de obras, donde perdieron la vida cuatro trabajadores de la construcción. Un día de lluvia, fuerte viento y frío igual, que estas últimos jornadas.

El derrumbe de parte del edificio se produjo aproximadamente a las 8.45 horas, en un momento en que muchos de los trabajadores ya habían abandonado el edificio porque se habían ido a merendar. Esta circunstancia evitó más desgracias. Al parecer, el temporal de las últimas horas y la precariedad de las obras provocaron el hundimiento del inmueble.

Bomberos de los parques de Artà, Manacor, Felanitx, Llucmajor, Sóller y Palma, ambulancias de la dirección general de Emergencias del Govern balear, la Policía Local de Capdepera y la Guardia Civil hicieron acto de presencia.

Dificultades para encontrar los cuerpos

Las dificultades a la hora de encontrar los cuerpos sepultados entre los escombros provocó una tensa espera entre familiares, amigos y vecinos que asistían en directo al trágico acontecimiento entre una gran movilización. El hecho supuso el traslado hasta el hotel Son Moll de un equipo de psicólogos de apoyo a las familias.

Las víctimas fueron Juan Manuel Fernández e Ismael Rodríguez, de 28 y 37 años y los marroquíes Mohamed y Ahmid de 50 y 23 años respectivamente.
El accidente provocó una auténtica tormenta política y judicial. Entre la confusión de las primeras horas, el entonces alcalde de Capdepera, Bartomeu Alzina, explicó que el hotel no contaba con la preceptiva licencia de obras y que hacía un mes y medio que el Ajuntament había ordenado a la empresa propietaria, Hoteles Serrano SL, que paralizara las obras, pero los trabajos continuaron a pesar de los avisos.

La gesión de Urbanismo, muy cuestionada

La gestión en el área de Urbanismo por parte de Alzina fue muy cuestionada por EU-EV, socio de gobierno, lo que supuso la ruptura del pacto por discrepancias con el alcalde y su actuación anterior al accidente. Un juzgado de Manacor inició las investigaciones y en las horas posteriores fueron detenidos el jefe de obras y el arquitecto que dirigía la reforma. Otras personas relacionas con la reforma prestaron declaración. A día de hoy, el caso todavía se encuentra en fase de instrucción.

La muerte de los cuatro trabajadores supuso un gran luto, sobre todo en Capdepera. Las muestras de apoyo a familiares y amigos se repitieron durante los días posteriores con concentraciones y minutos de silencio y una enorme presencia popular en los funerales. Incluso amigos de las dos víctimas gabellines organizaron un grupo en Facebook reclamando justicia y para que se vele por la seguridad en las obras.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.