Las galerías bajo la plaza se cerraron hace tres años. | Teresa Ayuga

La anunciada remodelación de las galerías de la Plaça Major tampoco se hará realidad durante el año que viene ya que el Ajuntament de Palma no ha incluido ninguna partida específica en los presupuestos de 2023 y aún no se ha hecho publico el pliego del concurso de ideas que tiene que definir el proyecto y cuya tramitación, por si sola, sin incluir el proyecto de obras y su licitación, tardará un año en resolverse. Así lo reconocía el pasado mes de marzo la regidora de Model de Ciutat, Neus Truyol, quien aseguraba que dicho concurso de ideas ya estaba redactado y pendiente de su aprobación por los servicios jurídicos.

En aquel momento Truyol comentaba que el pliego sería público después de verano, pero lo cierto es que a un mes de que acabe el ejercicio aún no se ha desatascado el primer paso para remodelar un espacio cerrado hace más de tres años, cuando acabo la concesión municipal de 62 de los locales ubicados bajo la plaza. En un principio, según sus previsiones, las obras se tenían que empezar a final del 2023 pero los presupuestos los presupuestos presentados para este año no incluyen ninguna partida para eso así que, como pronto, según denuncian los partidos de la oposición en el Ajuntament, las obras no comenzarían hasta el año 2024.

Fuentes del equipo de gobierno de Cort confirmaron que los presupuestos del año que viene no contemplan empezar las obras durante el ejercicio, pero recordaron que, en caso de que se agilice la tramitación y esta, finalmente, se haga antes de diciembre del 2023, «siempre podemos recurrir a los remanentes o los ingresos de la ley de capitalidad».

Mejoras en la zona

Las mismas fuentes recordaron que el Consistorio, a la espera del citado concurso de ideas, ya está trabajando para mejorar las condiciones de la plaza y apuntaron que, la semana pasada, el área d’Infraestructures aprobó sustituir «de manera inmediata» el ascensor que une la Plaça Major con las Ramblas.

Esta medida, incluida en el expediente para el mantenimiento, reparación y sustitución de los ascensores de los edificios municipales, tendrá un presupuesto de unos 100.000 euros ya que se pretende instalar un elevador «de alta demanda» idóneo, según recordaron, para evitar la sucesión de averías que ha sufrido. La regidora del área, Angélica Pastor, también dijo durante el pleno que se sustituirán y arreglarán las escaleras mecánicas que va de las galerías a la plaza.