La flota de la empresa municipal se ha incrementado de 331 a 373 vehículos en los últimos siete años. | R.L.

Emaya ha incrementado el número de contenedores en un 58 por ciento desde el año 2015, ya que ha pasado de 4.097 a 6.491 unidades en siete años, y ha registrado un 61 por ciento menos de quejas, de 16.357 recibidas se ha pasado a 6.379 en el mismo periodo de tiempo, según datos de la empresa municipal que remarcó el alcalde de Palma, José Hila, durante el pasado debate del Estado de la Ciudad.

Durante su intervención, no obstante, Hila reconoció que este, el de la limpieza, es uno de los frentes de su gestión «en los que, a pesar de los esfuerzos, hay margen de mejora» y se comprometió a potenciarla. De hecho, el propio equipo de Gobierno presentó una propuesta un día después para reforzar los servicios de limpieza en el municipio que fue aprobada por unanimidad.

El alcalde tiró de comparativa para responder a las críticas de los tres partidos de la oposición que coincidieron en recordar que, según datos de la OCU, Palma es la quinta ciudad más sucia de España y comentó, entre otras cosas, que la flota de Emaya se ha incrementado de 331 a 373 vehículos, también en los últimos siete años, lo que supone un aumento del 13 por ciento.

Hila también destacó los nuevos servicios que ha puesto en marcha la empresa municipal desde que gobierna el Pacte, como la limpieza interior y exterior de contenedores, en la que sólo en este año se han hecho 11.402 intervenciones, o la colocación de más de 500 contenedores de materia orgánica, «un nuevo servicio que antes no existía». Asimismo recordó, según datos de la propia empresa, que cuando comenzó su mandato sólo había tres rutas de vaciado de papeleras, que todas eran por el centro de Palma y por la mañana, mientras que este año «en el centro hay cinco servicios por la mañana, cuatro por la tarde y nueve más por el resto de la ciudad». Hila pidió, en este sentido, la colaboración de los palmesanos ya que, según apuntó, «es un trabajo que no puede llevar a cabo Cort en solitario, la ciudadanía nos tiene que acompañar».

El edil tuvo una mención especial a las pintadas vandálicas, denunciado igualmente por la oposición, y señaló que durante este ejercicio se han eliminado, por término medio, 452 cada mes. Asimismo comentó que, hasta octubre, se han borrado un total de 4077 grafitis y que se doblarán las intervenciones realizadas durante el 2021, cuando se eliminaron 2660 pintadas.

Respecto a las quejas ciudadanas, enumeró los porcentajes de disminución y los cifró en el 62 por ciento en asuntos relacionados con la limpieza con agua y falta de barridos, que pasaron de 3.584 denuncias a 1.335; en un 75 por ciento en lo que se refiere a las pintadas, que han pasado de 212 quejas en el 2015 a las 52 actuales y las de contenedores rotos que se han reducido de 2.775 a 323 denuncias, con una bajada cifrada en el 88 por ciento.

El apunte

La oposición habla de «falta de gestión y organización»

Los partidos de la    oposición criticaron que el alcalde solo dedicará 45 segundos para hablar de limpieza del municipio durante el debate y, aunque reconocieron que se han incrementado los recursos y la plantilla de Emaya durante la última legislatura, «los resultados no se ven». En este sentido aseguraron que el problema no son los medios con los que cuenta la empresa sino    «la falta de gestión y organización del servicio».