Imagen de renovación del alcantarillado. | Ajuntament de Palma

1

Emaya ha renovado 70 kilómetros de red de agua potable y alcantarillado en 32 barrios de Palma con una inversión de 25,5 millones de euros en los últimos cuatro años. Así lo ha indicado el presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, que este miércoles ha presentado el balance de ejecución de varios proyectos. De los 70 kilómetros de conducciones que se renuevan en todos estos proyectos, 55 son tuberías para el abastecimiento de agua potable y 15 de la red de alcantarillado. «Estamos haciendo un esfuerzo sin precedentes en la renovación de la red de abastecimiento, para dar un mejor servicio de suministro de agua potable a la población, reducir averías y los escapes de agua que conllevan las indeseadas pérdidas», ha declarado el que también es regidor de Medio Ambiente de Cort.

También se están renovando las conducciones de alcantarillado, muchas obsoletas, para mejorar el sistema de saneamiento, evitando obstrucciones, averías e incluso inundaciones. Las actuaciones se han realizado, o están actualmente en ejecución, en 32 barrios de Palma: Plaza de Toros, La Bonanova, Portopí, Rafal Vell, La Calatrava, Coll d'en Rabassa, El Molinar, Son Canals, Amanecer, Bons Aires, Plaza de los Patines, Son Fortesa Nord, Santa Catalina, Son Espanyolet, Jaume III, Son Fortesa Sud, Puig de Sant Pere, Fortí, Can Pastilla, Les Meravelles, El Arenal, el Molinar, Son Vida, la Vileta, Son Armadams, el Pil·larí, Es Mercat, Pere Garau, Son Ximelis, Son Cotoner, Son Ferriol y Sant Jordi. Desde Emaya han insistido en la importancia de reducir las pérdidas de agua por lo que se ha priorizado la intervención en las zonas con redes más obsoletas.

Según el Ajuntament, estas actuaciones han supuesto evitar la pérdida de 217.500 m3 estimados de agua, el equivalente al consumo anual de 2.000 personas. Además han resaltado que estas obras también contribuyen a la reducción de los vertidos de aguas pluviales y residuales, con la separación de la red, incremento de capacidad, prevención de escapes de aguas residuales, etc. De un total de 45 proyectos, 18 ya están completamente finalizados, 19 están en varias fases de ejecución y habrán finalizado en el año 2023, y ocho están en proceso de licitación. En estos últimos --en el Coll d'en Rabassa, Pere Garau, Son Ferriol, plaza de España y Sant Jordi-- se espera iniciar las obras en 2023. 90

Al margen de estos proyectos Emaya también desarrolla otras obras relacionadas con el ciclo del agua. Este tipo de proyectos totalizan una inversión de 90 millones de euros. Se trata de la renovación integral del sistema de saneamiento de la Playa de Palma y el proyecto de la separación de la red de pluviales del polígono de Son Castelló. Con todo, el proyecto de mayor envergadura es el colector interceptor y el tanque de tormentas, que se encuentra ya en la última fase de ejecución y que debe poner fin a los vertidos de aguas residuales. De los 90 millones de inversión totales, 50 millones proceden del canon de saneamiento. Las obras de renovación de la red de los barrios y Son Castelló se financian con fondos de Emaya.